Turismo en Biar: su historia, monumentos, rutas y senderismo…

En Casa Rural Els Espies estaremos encantados de informaros personalmente de todas estas posibilidades.

PanorámicaLa villa de Biar está situada en el interior de la provincia de alicante a 650 metros sobre el nivel de mar. Se asienta en las estribaciones de la sierra Mariola, dista tan sólo a 45km. de Alicante (2 autovías). Cuenta con una extensión de 97,9 km2 de los que la mayoría es masa forestal y en ella se encuentran fuentes naturales y también numerosas fuentes públicas. Por su situación, la montaña de Biar ofrece la posibilidad de practicar todo tipo de deportes al aire libre, observar y disfrutar del paisaje. Para los amantes del senderismo son muy apreciadas las zonas de la Fontanella, el Reconco y Penya Tallá.
naturaleza1-370x277Biar se encuentra en las estribaciones de la Sierra Mariola, rodeado de una serie de montañas que forman una especie de anfiteatro, todas ellas con más de 1.000 m sobre el nivel del mar, destacando el Reconco (1.206 m), la Penya Tallà (1.044 m), el Alt Reó (1.015 m), la Penya la Blasca (1.150 m) y la Fenessosa (1.210 m).
La mitad de los 98,17 km² del término están formados por masa forestal con grandes pinadas, lo cual constituye uno de los principales atractivos turísticos de la localidad, y estan surcados por varios senderos, como los PRV-55, PRV-155 y PRV-35. Éstas se concentran sobre todo en las umbrías del Reconco y la Fontanella, donde también afloran multitud de pequeñas fuentes cuyo hoy escaso caudal es recogido en balsas para el riego de algunas pequeñas huertas.
FOLLETOS Y GUIAS SOBRE SENDERISMO EN BIAR

Vista BiarLa villa de Biar fue bastión importante en la defensa de los musulmanes que hicieran del valle de Biar, dada la importancia de su situación estratégica, en los límites de las conquistas de Aragón y Castilla. La divisoria de ambas coronas quedó fijada en el puerto de Biar por el tratado de Cazorla (1179), confirmándose posteriormente en 1244 en Almizra (Campo de Mirra), asignándose Villena a Castilla y Biar a Aragón. Jaime I el Conquistador, tras un asedio de cinco meses, se apoderó de este castillo, lo cual significó el fin de la conquista del reino de Valencia. En 1287 pasó a ser villa real con voto en las Cortes. Dada su situación fronteriza tuvo importante participación en las guerras entre Castilla y Aragón, durante los siglos XIV y XV.